Las averías más comunes producidas por despistes del conductor

Los despistes de los conductores pueden llegar a generar en ocasiones graves averías en tu coche. Son situaciones excepcionales que además de menoscabar el bolsillo, ya que no las suelen cubrir las pólizas de seguros, nos pueden poner en situaciones de riesgo.

Es cierto que muchos fallos mecánicos son consustanciales e impredecibles, como problemas de fábrica o desgaste en las piezas, pero algunas averías son susceptibles de ser evitadas poniendo un poquito de atención. Observa este decálogo de las negligencias más comunes de los conductores. ¿Cuáles de ellas te son familiares? 

Equivocarse al repostar
Aunque las posibilidades de error de repostaje se han acotado, Race calcula que cada año más de 72.700 conductores se habrían confundido en la estación de servicio al repostar. Pero el problema real no es el dispendio del combustible sino que este despiste puede llegar a dañar la mecánica del coche.

Qué hacer. El único remedio para reparar este error pasa por vaciar el depósito y limpiar minuciosamente el mismo. Pero si se ha iniciado la marcha, es necesario acudir a un taller para que realicen una limpieza de todos los elementos mecánicos que hayan podido verse afectados, por ejemplo, en el caso de los motores diésel, inyectores, el filtro del gasoil y la bomba de inyección. El coste de la reparación puede ir desde los 400 euros para drenar el tanque, a más de 6.000 euros si el motor no arranca.

Hacer caso omiso a los testigos del coche
El panel de instrumentación indica todo lo que está pasando. Por eso es importante mantenerse alerta, especialmente si comienzan a iluminarse los testigos de aviso y alarma, síntoma de que está a punto de sufrir una avería. Pasar de estos indicadores es la segunda causa de avería negligente.

Qué hacer. Ante cualquier anomalía lo primero que hay que hacer es pararse en algún lugar seguro, ver qué significa ese piloto de alerta y, si no está claro, coger el manual de instrucciones para asegurarse. Si no lo puedes solucionar, lo mejor es llamar al seguro.

No pasar las revisiones del coche
Con el tiempo y los kilómetros rodados algunas piezas o componentes se desgastan y desciende el nivel de líquidos como el aceite del motor, el refrigerante o el gas del circuito de climatización, por lo que necesitan ser restituidos. Aunque esto suponga un reembolso inicial, la prevención evitará averías más grandes que suelen conllevar un coste desorbitado.

Qué hacer. Cada marca determina cada cuánto realizar la revisión del coche, por norma general se suelen fijar cada 10.000 kilómetros a modo de prevención, aunque se suele cambiar filtros y aceites cada 20.000 kilómetros. A los 40.000, además, es aconsejable sustituir el líquido anticongelante, y entre los 80.000 y los 120.000 se suelen cambiar la correa de distribución.

 

Errores conductores. Talleres Totinjeccio

 

Sin combustible
Eso de apurar al máximo la reserva del depósito o no estar atento al chivato que avisa sobre esta necesidad, solo puede traer una consecuencia: quedarse tirado en carretera. Esto puede conllevar la consiguiente multa y no porque el Código de circulación sancione de forma explícita la falta de combustible, sino por las maniobras que, de forma voluntaria o involuntaria, se suelen realizar por este problema.

Qué hacer. Lo primero es estacionar el vehículo en un lugar seguro y que no moleste. Después tendrás que ir tú mismo a por combustible a la estación de servicio más próxima. Habrá que llevarlo en un recipiente homologado por la Ley de Transporte de Mercancías Peligrosas que se puede obtener en la misma gasolinera. Una vez solucionado el problema, conviene acudir a un taller para revisar el sistema de encendido y alimentación del motor por si hubiera sufrido por las impurezas acumuladas en el fondo del depósito al haber apurado demasiado, especialmente en los coches de gasoil.

Dónde están las llaves del coche
Cerrar el coche y dejarse las llaves dentro es uno de los despistes más comunes entre los conductores. Según el Racc 11.000 conductores al año se dejan las llaves dentro del coche. Ante este imprevisto, lo ideal es llevar una copia a mano, ¿utopía o realidad?

Qué hacer. Lo más eficiente es llamar al seguro, si tu póliza incluye asistencia en viaje. Te ofrecerán la posibilidad de enviar una grúa para dejarlo en un lugar adecuado hasta que consigas el segundo juego de llaves y lo puedas abrir. Si no cuentas con un segundo juego o este no incluye las mismas opciones que el original, puedes solicitar un duplicado, que puede costar una media de 150 euros en el concesionario. Algunas ferreterías y cerrajerías tienen máquinas que pueden descifrar los códigos y sale un poco más barato.

Falta de líquido refrigerante en el coche
El líquido refrigerante es la sangre de nuestro coche, por eso es vital que tenga la calidad necesaria para que mantenga el motor a la temperatura correcta, que se sitúa en torno a los 90ºC. Por eso es muy importante que contenga propiedades anticongelantes que lo preserve del frío en invierno y que no le afecte tampoco las altas temperaturas del verano. Además, este líquido protege el motor de la corrosión y de las formaciones calcáreas. Si el refrigerante no tiene las propiedades necesarias, podrías poner en riesgo la vida del motor.

Qué hacer. En general, y aunque depende del fabricante, este líquido hay que cambiarlo cada dos años o 40.000 kilómetros. Pero es necesario realizar controles periódicos del nivel porque, puede haber alguna fuga que haga que el coche se quede sin este líquido y acabe quemando el motor. En este caso lo mejor es acudir a un taller.

Dejar las luces encendidas
Ya sean las externas, internas o la del maletero. Dejarse las luces encendidas del coche es uno de los despistes más comunes que lleva aparejado la descarga de la batería.

Qué hacer. Si a la batería aún le queda un remanente de electricidad, podemos empujar nuestro coche para arrancarlo y conducir unos 20 minutos para que se vuelva a recargar. Otra opción es la de recargar la batería de nuestro coche con el apoyo de otro, utilizando las pinzas. Existen también unos cargadores de batería portátil, aunque necesitarás un enchufe para ello. Por último, si ves que no hay manera de hacerla funcionar, quizás su vida útil haya finalizado y tengas que cambiarla. 

Dejarse puertas o ventanillas abiertas
Si te roban el coche o algún objeto de su interior por negligencia tuya, la compañía de seguros se lavará las manos. Al no utilizar la fuerza, no se considera ni hurto ni robo.

Qué hacer. Aquí la única solución pasa por prevenir. Es decir, cerrar siempre el coche y llevarte las llaves. Si es demasiado tarde ya solo te queda denunciar. 

Cinco tecnologías para reducir el consumo de tu coche

Por ecología y por economía, no está de más saber cuáles son las cinco tecnologías que permiten reducir el consumo de tu coche. Sentado en el concesionario encarecen algo la factura pero, a la larga, se convierten en una inversión que se amortiza y da beneficios.

Da igual lo que te mueva: la ecología, la economía o ambas. Lo importante es saber que existen cinco tecnologías que reducen el consumo de tu coche. Si hace tiempo que lo tienes puede que no puedas disfrutar de ellas; pero si estás pensando estrenar te recomendamos que valores incluirlas en la lista de equipamiento (muchos modelos las llevan de serie). Como dirían los economistas son una buena inversión que se amortiza en un plazo corto y sus beneficios se alargan en el tiempo.

 

                           

1. Start/Stop
Si el sistema Start/Stop está activado, al detener el vehículo (semáforo en rojo, atasco…) el motor se apagará y arrancará de nuevo al pisar el embrague (en los coches con cambio manual) o al soltar el pedal de freno (en los que tienen cambio automático). Con este sistema el ahorro de carburante varía entre el 5-10%.
Mención aparte merece el modo “conducción a vela” que apaga el motor, de manera imperceptible, durante la marcha cuando existe la posibilidad de que el coche pueda rodar por inercia manteniendo su velocidad. Si el conductor acciona el acelerador o el freno, el motor se volverá a poner en marcha.
Con esta tecnología el consumo puede bajar hasta un 10%.

2. Navegación inteligente
Gracias al análisis de la cartografía de la ruta, el motor utiliza solo la energía que necesita según las características del camino a seguir para ganar eficiencia, adelantándose al accionamiento del acelerador o al cambio de marchas.
El ahorro utilizando el Sistema de Navegación Inteligente puede alcanzar el 15%.

3. Control de Crucero Adaptativo (ACC)
Es el sistema que permite mantener la velocidad que haya seleccionado el conductor de forma constante y accionando el motor en el nivel de revoluciones más eficiente. Normalmente incorpora sensores de radar que vigilan el tráfico y posibilitan el mantenimiento de la distancia de seguridad, así como la adaptación de la velocidad a las condiciones de la vía.
Con el Control de Crucero Adaptativo se puede conseguir un ahorro de hasta un 5%.

4. Inyección directa
De las cinco tecnologías que ayudan a reducir el consumo de combustible esta es la más conocida ya que está presente desde hace unos años en los vehículos diésel equipados con el sistema Common Rail.
Su incorporación en los vehículos a gasolina ha sido más reciente y, junto a avances como la turboalimentación el downsizing, permite la reducción del consumo de combustible del 12%.

5. Transmisión Continua Variable (CVT)
Las transmisiones automáticas más avanzadas ofrecen hasta nueve marchas, permitiendo una mejor adaptación a las necesidades que impone la vía. De este modo, se obtiene una conducción suave, manteniendo las revoluciones en el nivel adecuado y con una fuerza de tracción constante. El ahorro se puede observar especialmente en el tráfico denso urbano, reduciendo el gasto hasta un 7%.

Siete falsos mitos sobre los talleres

Ni son lugares sucios, ni los oficiales son siempre mejores, ni te sacan más dinero de lo debido.

Hoy vamos a desmontar siete falsos mitos que rodean a los talleres.
Se suele decir que si llevas el coche al mecánico te sacarán más averías de las que tienes. Este es solo uno de los muchos falsos mitos que rodean a los talleres y que, en ocasiones, hacen que los conductores dejen sus coches con cierto recelo. Por eso repasamos las siete leyendas urbanas que circulan sobre los talleres.

1. Los clientes no se fían de los talleres
Vale que una avería nunca es oportuna porque supone hacer frente a un gasto inesperado. Se acepta también que a veces llevas el coche al taller porque crees que el problema es uno y  luego resulta que son varios, pero en realidad, casi todos los conductores, sobre todo los más veteranos, tienen uno o incluso varios talleres de confianza, a los que suelen llevar su vehículo porque ha sido donde han obtenido una mejor relación calidad/precio.
Además, ante la desconfianza siempre tienes la opción de pedir una segunda opinión. De los que sí debes huir es de los talleres ilegales.

2. Los talleres oficiales siempre son mejores
No tiene por qué ser así. La calidad del taller no depende del logotipo que aparece de muchísimos factores: instalaciones, equipos, profesionales, gestión, atención al cliente, situación geográfica, y un sinfín de factores más.

3. En los talleres no oficiales se pierde la garantía
¡Falso! Muchos conductores también creen que si llevan el coche a un taller no oficial antes de que venza la garantía con su taller oficial perderán dicha resguardo. Pero no es así, hace tiempo que cambió la Ley y ahora cualquier taller puede realizar una reparación manteniendo la garantía del vehículo que contrataste en el momento de la compra.

4. Los talleres no oficiales no tienen acceso a la información y piezas oficiales de los vehículos
Otra leyenda urbana que algunos mecánicos han hecho circular para que caiga el número de usuarios de los centros no oficiales. Muchos usuarios creen que en los talleres no oficiales no se tiene acceso a la información técnica del vehículo o a sus piezas oficiales, pero no es verdad. Por Ley, los fabricantes están obligados a facilitar la misma información y piezas que a los talleres que operan bajo su insignia.

 

Falsos mitos sobre los talleres. Totinjeccio

 

5. Todos los talleres son iguales
Quien te diga esto te está mintiendo y no sabe que, para empezar, no todos los talleres pueden realizar las mismas reparaciones. Los centros legales tienen en la puerta una placa azul que indica para qué operaciones están autorizados, por lo que, aparte de las diferencias que existen entre los talleres oficiales y los no oficiales, puedes encontrar talleres especializados en una marca concreta, en coches antiguos, talleres de motocicletas de todo tipo, talleres especializados en restauración, expertos en trabajos de pintura y un largo etcétera.
 
6. Los talleres son lugares feos y sucios
Nada de eso. De hecho, una de las normas básicas dentro de la seguridad del taller es mantener el espacio de trabajo limpio, despejado y ordenado, para evitar accidentes. Si tu taller no cumple con los requisitos de higiene necesarios, puedes poner una queja e, incluso, una denuncia.

7. Los mecánicos cobran demasiado
Todo depende de lo que se entienda por cobrar demasiado. Hay que tener en cuenta que un taller genera numerosos gastos relacionados con energía, sistemas de extracción, renovación, reparación y mantenimiento de maquinaria, piezas y recambios, alquiler de terrenos, sueldos de trabajadores, etc.

El precio medio de los talleres españoles ronda los 40 euros por hora, en los cuales va incluida la mano de obra y todos los conceptos antes señalados. 

Disfruta de tu viaje en coche… ¡Con seguridad!

Estos días, millones de personas en nuestro país realizan desplazamientos por carretera. Las vacaciones llaman a la puerta y, paradójicamente, la crisis hace que muchos opten por destinos nacionales, con lo que los viajes por carretera para disfrutar de los merecidos días de descanso se multiplican en nuestro país. De cara a estas fechas, conviene tener, ante todo, prudencia y seguir unas pautas de conducta y unos consejos que mejoren tu seguridad cuando estés al volante de tu coche. Te las resumimos en estos 10 puntos. 

1. No hay que comenzar nunca un viaje largo sin haber descansado antes adecuadamente. La fatiga propia del viaje se suma a la acumulada en la actividad previa. 

2. Antes del inicio del viaje es conveniente tener planificado el itinerario que debemos seguir, a ser posible siempre por Autovía o Autopista. 

3. No es conveniente plantearse una hora fija de llegada, pues ello puede obligar a aumentar la velocidad o a realizar maniobras peligrosas. 

4. Es muy recomendable hacer paradas de descanso, al menos cada 150-200 kilómetros, o cuando pase entre una hora y media y dos horas. Hay que procurar no sobrepasar las 8 horas por jornada. 

5. En los viajes largos y en jornadas de vacaciones suelen ser muy frecuentes los atascos y las retenciones. Es importante recordar que estas circunstancias aumentan la irritación del conductor, producen entumecimiento y disminuyen la atención e inducen a la fatiga. 

DISFRUTA DEL VIAJE. TOTINJECCIO

6. Hay una serie de síntomas que nos indicarán que no estamos en condiciones de conducir. Pueden percibirse por uno mismo o por las personas que nos acompañan. Si notan alguno de ellos, conviene parar y descansar el tiempo que sea necesario: pesadez de cabeza y sensación de embotamiento, cambios muy frecuentes de postura, inquietud, sobresaltos injustificados, pesadez de párpados, parpadeo y picor ocular, desviaciones leves de la dirección del vehículo y aumento o disminución injustificada de velocidad. 

7. Todas las encuestas y las estadísticas demuestran que el alcohol está implicado en un alto porcentaje de accidentes de tráfico. Está comprobado que el nivel de alcoholemia en sangre es directamente proporcional al riesgo de tener un percance en la carretera. El repetido consejo "si bebes no conduzcas" debe ser una norma de comportamiento en todos los conductores. 

8. El sueño es uno de los peores enemigos del conductor y, por tanto, causa de un gran número de accidentes, ya que cuando aparece se deja de tener control sobre el vehículo. Por eso, cuando se presente el sueño durante el viaje, lo mejor es parar y dormir cuanto sea necesario, para así recuperarnos. Los consejos más útiles para prevenir y tratar este problema son: conducir lo menos posible durante las horas nocturnas y sobre todo durante la madrugada; realizar frecuentes paradas para romper la monotonía del viaje; si tienes compañía, procura hablar lo más posible, aunque sin despistarte. A veces, la radio o la música pueden ser una solución.

9. Para un viaje más placentero y seguro conviene mantener una temperatura fresca en el interior del vehículo y no comer de forma abundante durante el viaje ni tomar bebidas alcohólicas.

10. Si estás tomando medicamentos, pide consejo al médico para conocer sus efectos secundarios. Debes estar bien informado y evitar conducir, sobre todo, cuando tomes una medicación que induzca al sueño o disminuya la capacidad de alerta o de reacción de los órganos de los sentidos (sobre todo, vista y oído) o del sistema nervioso central. 

 

LOS 10 PUNTOS QUE DEBES REVISAR ANTES DE SALIR DE VIAJE

Si no quieres que nada (al menos nada relacionado con tu coche) te amargue las vacaciones, es fundamental que hagas una puesta a punto antes de salir de viaje. Repasamos los 10 puntos que debes revisar:

Nivel de aceite: Es muy importante comprobar la cantidad y calidad del lubricante después de los rigores del invierno, porque con las heladas el circuito se ha contraído varias veces y al circular en tráfico lento el coche consume más aceite de lo normal. Los fabricantes nos lo ponen fácil al indicar con dos rayas o puntos los niveles máximo y mínimo. Esta medición se debe hacer siempre con el motor en frío. De lo contrario, siempre parece que hay demasiado aceite en el circuito.                          

Anticongelante: el nivel de anticongelante también es importante, le queden o no le queden heladas por aguantar al coche. No hace falta quitar el tapón, porque el vaso de expansión tiene un nivel indicador que suele ser translúcido. Si sospechas que puede haber una fuga, lo mejor es comprar un líquido fluorescente de color amarillo. Resalta mucho en el suelo si cae por algún sitio. 

Limpiaparabrisas: El líquido más importante de los contenidos en el coche es el que hay en el depósito de los limpias. Imagínate que, de repente, un camión echa un montón de barro de un charco sobre el parabrisas. Durante la puesta a punto, presta atención también al estado de las escobillas. Después de las heladas del invierno también es fundamental para que el sistema funcione como debe.

Luces: si algún conductor te ha dado las largas sin saber por qué, quizá sea porque están mal reguladas. Esta es una operación necesaria cada cierto tiempo y con el regloscopio y un destornillador corregirás cualquier defecto en unos segundos. No olvides la puesta a punto del sistema de luces. Tu seguridad en la vía depende de ello.

Líquido de frenos: basta con pisar a fondo el pedal de freno y ver si baja el nivel del vaso de expansión. Así se comprueba que el sistema conserva su presión óptima.

 

Consejos antes de viajar. Totinjecció

 

Neumáticos: debes comprobar tanto su estado como el equilibrado. Para valorar el grado de desgaste de las cubiertas suelen llevar indicadores en la banda de rodadura, si están a ras del testigo es hora de cambiarlos, lo mismo que si este es inferior a 3 mm (puedes utilizar una moneda de euro, si se ve la parte plateada, hay que poner unos nuevos).También debes revisar que los neumáticos no tengan cortes, abolladuras, perforaciones, ni un desgaste irregular. Si cuatro 'gomas' no están bien equilibradas, notarás ruidos, botes y que el volante vibra a velocidad media-alta.

Recuerda, por último, confirmar que la presión es adecuada a lo que marca el fabricante. En el pilar B del coche -junto al asiento del conductor- suelen estar indicadas las presiones idóneas según la carga del vehículo. Esta operación también se hace en frío.

Batería: si ves que sale líquido de la batería, debes cambiarla y revisar el alternador. Además, tienes que procurar mantener limpios los bornes y desechar la batería si alguno presenta un aspecto extraño (oxidado, rugoso...).

Suspensión, encendido e inyección: Los chirridos, ruidos y el chirrido de las piezas, así como el balanceo de la carrocería en las curvas (cuando decimos que parece un barco), son síntomas del mal estado de la suspensión. Si el coche tarda en arrancar, el problema puede estar en el encendido o la inyección.

Manguitos y abrazaderas: Si tienen grietas o sirven de escape para los líquidos es hora de cambiarlos.

Bujías, cables y filtros: El fabricante indica los plazos de revisión de los cables y los filtros. Respecto a las bujías, ten en cuenta que si están sucias pueden ocasionar problemas en el arranque y elevar el consumo de combustible.

Elementos auxiliares: Comprueba que llevas todo lo obligatorio y que está en buen estado: rueda de repuesta (mira la presión y el dibujo del mismo modo que lo has hecho en las otras cuatro), chaleco reflectante, gato, llave y triángulos de emergencia.

Y ahora si, ¡BUEN VIAJE!

 

CONSEJOS PARA CONDUCIR CON LLUVIA

Los datos así lo reflejan: la lluvia es el fenómeno climatológico adverso que más accidentes provoca. Para evitar engordar las estadísticas de accidentes es muy importante tu actuación al volante. Con la lluvia debemos modificar nuestra forma de conducir, la visibilidad disminuye y el suelo se vuelve muy deslizante. Se debe conducir con sentido común y seguir, en la medida de lo posible, unas reglas básicas:

Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad
Evitarás el denominado “efecto spray” (lluvia pulverizada y sucia que va a parar a tu parabrisas). Además, en caso de frenazo brusco, tendrás menos espacio para detener tu coche con seguridad. Es recomendable aumentar la distancia al doble de lo que iríamos separados en condiciones normales. La capacidad de frenada de un coche -incluso con ABS- sobre mojado es muy diferente respecto al firme seco.

Evita movimientos violentos o frenazos bruscos
Piensa en los vehículos que circulan por detrás y déjate de rallyes y Fórmula 1. Una conducción suave es mucho más segura y eficiente. Además, los otros usuarios de la carretera percibirán mejor tus movimientos y evitarás posibles colisiones. Al mismo tiempo, usa con suavidad todos los mandos de control –dirección, embrague, freno y acelerador.

Ojo con la pintura blanca
Evita pisar la pintura blanca que sirve para marcar pasos de cebra o delimita los carriles. Aunque ha mejorado su calidad, el agarre es inferior al del pavimento. Ojo sobre todo a los pasos de peatones, pues tienen gran superficie pintada y su adherencia disminuye de manera notable

Siempre visible
Las luces encendidas facilitarán que te vean. Si la lluvia es intensa, enciende las luces de niebla traseras. Cuidado con los adelantamientos. Asegúrate de tener “vía libre” suficiente y presta atención a los camiones y autocares, que generan una “nube de agua”.

Atención a los charcos y balsas de agua, pueden provocar “aquaplaning”: un efecto producido cuando los neumáticos son incapaces de evacuar el agua que hay en la calzada y provoca que el coche se deslice por una fina capa de agua situada entre los neumáticos y la carretera. ¿Qué hacer si nos pasa? Hay una regla de oro: reduce la velocidad cuando veas el charco, ¡no frenes! Levanta suavemente el pie del acelerador y sujeta con fuerza el volante. No intentes cambiar la trayectoria y, hasta que no sientas que el coche ha recuperado el contacto con el suelo, no debes frenar. Es recomendable seguir la huella del coche que nos precede porque hay menor cantidad de agua en esa zona.

Aparte de tu comportamiento tras el volante, es muy importante que tu coche esté preparado para la lluvia.

Consejos para conducir con lluvia. Talleres Totinjecció

Neumáticos
Son el punto de contacto entre nuestro automóvil y la carretera, de ahí la importancia de su estado y un correcto mantenimiento. Su adherencia se reduce cuando la humedad, la nieve, la lluvia o el hielo hacen su aparición, por lo deben estar en perfecto estado. El dibujo debe tener una profundidad, como mínimo, de 1,6 a 2 milímetros con el fin de que la evacuación del agua de la calzada sea óptima.

También hay que revisar la presión: si ésta es incorrecta, el agarre del neumático se verá comprometido, especialmente si la carretera está mojada. Una presión demasiado baja cierra los canales de drenaje. Asimismo, debemos inspeccionar la alineación de las ruedas para contar con una mejor direccionalidad del vehículo.

Amortiguadores
Son vitales para que el coche mantenga la estabilidad. Unos amortiguadores gastados afectan negativamente a la estabilidad del vehículo, aumentan la distancia de frenado y provocan que sea más difícil mantener la trayectoria deseada. Todos estos factores se ven agravados si el pavimento está mojado.

Frenos
El buen estado de este elemento es vital, ya que las distancias de frenado aumentan sobre una carretera mojada. Tendrán que estar en buen estado (discos, pastillas, nivel del líquido).

Iluminación 
Con la niebla, la lluvia y la nieve, ver y ser vistos es de vital importancia para no poner en peligro nuestra seguridad y la del resto de los usuarios. Así, debemos verificar el reglaje de los faros y el envejecimiento de las lámparas y de las ópticas. Las escobillas del limpiaparabrisas deberán estar en correcto estado y cubrirán toda la zona de visión sobre el parabrisas.

Cómo alargar la vida útil de un motor diésel

Los motores diésel cada vez son más sofisticados, de modo que resulta más difícil que se averíen, aunque es más caro repararlos. En los tiempos que corren, ahorrar en la reparación y mantenimiento del coche y alargar su vida útil viene estupendamente. Para hacerlo, te damos una serie de consejos muy útiles y ninguno de ellos te costará dinero, simplemente tiempo y paciencia. Si quieres saber cómo alargar la vida útil de un motor diésel aquí te explicamos cómo hacerlo.

1. En primer lugar, no olvides seguir en todo momento el plan de mantenimiento especificado por el fabricante en el libro de mantenimiento. Debes cumplir los plazos de revisión y estar atento a qué aceite y repuestos hay que utilizar.

2. No se debe parar el motor de repente justo después de circular por autopista o por un puerto de montaña. Es necesario esperar, como mínimo, un minuto, ya que el aceite caliente en la turbina puede carbonizarse y podría romper el turbo.

3. Es muy recomendable apurar lo menos posible el depósito. Siempre se tiene que intentar llenar el tanque cuando el indicador marque que queda un cuarto de depósito, ya que en el caso del diesel las impurezas del carburante se acumulan en el fondo y podrían pasar al sistema de alimentación, dañándolo por completo.

4. En el caso que un camión cisterna esté recargando los tanques de una gasolinera, nunca se debe repostar, ya que pueden entrar impurezas y humedad. En todo caso, es necesario esperar, como mínimo, una hora desde la recarga.

5. Hay que controlar periódicamente el nivel de aceite. Un nivel muy bajo podría provocar serias averías del motor, mientras que un nivel excesivamente alto podría dañar el tubo o los manguitos. Para revisarlo, es necesario tener el coche en llano y el motor en frío.

6. Antes de arrancar, se deben esperar unos 10 segundos para que el motor se caliente. De este modo, la bomba del aceite tiene tiempo suficiente para lubricar todo el motor.

7. Purgar el filtro de gasoil periódicamente también es muy importante, ya que así evitas que la humedad del carburante afecte al sistema de inyección. Cuando lleves el coche a revisar, pide que te lo purguen.

8. Se debe cambiar el filtro de gasoil cada 60.000 km aproximadamente. Gracias a esto, evitarás que entren impurezas al sistema de inyección y lo dañen.

9. Hay que controlar las revoluciones, ya que circular con el motor por debajo de 2.000 rpm y acelerar sin reducir de marcha puede provocar varios problemas a corto plazo. Principalmente, se genera más carbonilla en la combustión, acortando la vida de la válvula EGR del catalizador, sufriendo más el motor, y provocando desgastes y vibraciones.

10. Por último, se debe evitar el uso del biodiésel, ya que contiene más humedad que el gasoil, hecho que puede llegar a provocar averías en el sistema de inyección.

 

Alargar la vida del motor. Totinjecció

Consejos para proteger tu coche del frío

El invierno se ha ido adueñando del mapa peninsular, hasta el punto de que las heladas se han instalado ya como parte del paisaje matutino. Es hora de empezar a proteger el coche del frío.

Si vas a dejar el coche a la intemperie en un lugar en el que el termómetro pueda llegar a bajar de -10º C, ten en cuenta que tanto el diesel como el líquido del circuito de refrigeración pueden congelarse a partir de -20º C.

En el segundo caso, la avería causada es prácticamente irreparable, así que te recomiendo revisar periódicamente el estado del refrigerante porque, con el paso del tiempo, va acumulando impurezas que hacen subir su punto de congelación hasta hacer recomendable el purgado de circuito y la sustitución completa cada cinco años como mucho.

Por suerte, las gasolineras de las zonas de montaña incorporan aditivos especiales en invierno para evitar que el diesel llegue a congelarse. Así, si has repostado antes de salir hacia la estación de esquí y vas a dejar tu vehículo durmiendo a la intemperie, ten en cuenta que, por la mañana, quizá ni arranque...

1. Protege los limpiaparabrisas
Bastará con que pongas un tapón de corcho para evitar que los limpias estén en contacto con la luna para evitar que la goma se endurezca y cuartee mucho antes de la cuenta por culpa de las heladas.

2. Cuidado con el agua
En una emergencia en verano, puedes rellenar con agua el circuito de refrigeración, pero como lo hagas en invierno, tu coche no pasará de la primera helada. Para que deduzcas tú solo por qué, quizá baste con recordar que el agua incrementa su volumen al congelarse. ¿Te has dejado una cerveza en el congelador? Pues lo mismo, pero aquí revienta el motor.

3. Agua, ni en los limpias
El vaso del sistema lavaparabrisas es menos susceptible de romperse por agua congelada que los finos conductos de la refrigeración, aunque también puede pasar. Eso sí, como no eches producto específico o viertas un poco de alcohol en el depósito, no podrás usar el líquido de los limpias al arrancar por la mañana porque, casi con total seguridad, se habrá congelado en los conductos.

4. Hielo en las cerraduras
El hielo puede llegar a tapar la ranura por la que se insertan las llaves, pero incluso aunque no sea así, el mecanismo interno puede estar congelado y, en ese caso, o no podrás introducir la llave o esta no girará. Si te ves en esta situación, no tires nunca de fuerza bruta, utiliza un secador de pelo, agua caliente, alcohol... lo que tengas a mano para descongelar esa zona antes de volver a intentar abrir. Para evitar definitivamente el problema, hay aerosoles lubricantes con los que evitarás tener esta incómoda experiencia.

PROTEGER MOTOR EN INVIERNO TOTINJECCIO

5. Protección óptima a la intemperie
Si aparcas en la calle y te fastidia mucho el rato que pasas cada mañana hasta que quitas el hielo del parabrisas, puedes evitar que se congele con un parasol de aluminio. También puede valer uno de manufactura casera de, por ejemplo, cartón con plástico grapado en cada una de las dos caras para evitar que se empape y quede adherido al vidrio.

6. Rascar, sí; picar, no
Hazte con una rasqueta y guárdala en un lugar accesible de tu coche o en el garaje. Para trabajar lo menos posible, lo mejor es arrancar el coche antes de empezar a rascar el hielo y poner la calefacción para que las lunas se vayan calentando por su parte interior.

7. Evita la condensación
Para evitar que el agua se condense en el parabrisas de manera preventiva debes, primero, cambiar el filtro de aire del habitáculo y segundo, limpiar regularmente la cara interna de la luna. Para desempañarlo de la manera más rápida, pon el aire acondicionado al principio y abre un poco la ventanilla.

8. Arranques fríos
Si a tu coche le empieza a costar arrancar, lo más probable es que se deba a que la batería está perdiendo capacidad por el frío. Es aconsejable recargarla al comienzo del invierno y, además, hay un producto para aplicar a los bornes y que no se acumulen depósitos salinos que evitan que haga buen contacto.

Borja Reina
Totinjecció

Preguntas con respuestas acerca de la ITV

Aeca-ITV ha publicado la información relacionado con las Inspecciones Técnicas de Vehículos realizadas en 2014, el porcentaje de vehículos que no superan la ITV a la primera es del 18% del total de las inspecciones, las principales causas por las que los automóviles no superaron la ITV fueron los defectos en los sistemas de alumbrado y señalización, el desgaste de los ejes, de los neumáticos y/o de las suspensiones y las irregularidades en los frenos.

A continuación respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la ITV.

Si la primera inspección me la indicaron como desfavorable, ¿puedo pasar la segunda en otra estación de ITV?

Sí, pero sólo se da en casos excepcionales y, para ello, deberás solicitar el ´traslado de expediente´ a la Delegación Provincial de Industria de la provincia donde realizaste la primera inspección, indicando el motivo, la estación donde la pasaste y aquella otra en la que quieres realizar la segunda. Industria valorará tu caso y podrá aceptar el traslado de expediente o no.

¿Cuánto puedes alargar el no pasar la ITV?

Según la Ley, ni un día más allá de la fecha que tienes marcada en la tarjeta de ITV de tu vehículo. Si pasas la ITV fuera de plazo y no te ha parado la Policía, en la estación no podrán cobrarte ningún recargo: sólo la correspondiente tasa. Eso sí, ten en cuenta que, si circulas con tu vehículo sin haber pasado la ITV o con un resultado de ´desfavorable´ o, incluso, de ´negativa´, y tienes un accidente, tu seguro no se hará cargo de ninguna indemnización ya que no circulabas con el coche en regla.

ITV TOTINJECCIO

¿Quién regula las tarifas de la ITV?

Cada estación aplica el precio que considera, mientras que en comunidades como Castilla-La Mancha, Cataluña, Canarias y La Rioja, su Administración establece unas tarifas máximas que las estaciones no pueden superar, en el resto de las CC.AA., las tarifas de la ITV son fijas y quedan estipuladas anualmente por cada gobierno autonómico.

Las ITV en Valencia ¿son más rigurosas?

No, pero sí es cierto que los centros de la Comunidad Valenciana son los únicos de España que realizan la prueba de emisiones sonoras a todos los vehículos. En el resto de España, sólo se realiza a las motocicletas.

¿Quién te atiende en la ITV?

Los inspectores, que examinan tu vehículo en la línea y que han de tener una titulación mínima de FP I o Ciclo Formativo de Grado Medio en la rama de automoción. También existe la figura del supervisor que vigila la actuación de los inspectores y que, normalmente, debe haber estudiado FP II o el Grado Superior de automoción. Por último, hay un director técnico, que debe tener una titulación de Ingeniería superior o técnica.

Estos son algunos consejos para pasar la itv sin problemas.

Acude sin prisa: El tiempo habitual que te puede llevar en el centro de inspección es aproximadamente de media hora desde que llegas hasta que se recibe el resultado. Así que, mejor no vayas con prisas.  

Pre-ITV: Lleva el coche a tu taller de confianza para que le hagan una breve revisión antes de pasar la ITV. Es la forma más rápida y sencilla de detectar posibles fallos en tu coche que a simple vista tú no ves, pero que te pueden plantear problemas en el examen técnico. .

Documentación: En el centro te van a pedir la Tarjeta de Inspección Técnica y el Permiso de Circulación. Es posible que también te pidan el informe de la última inspección técnica si la hubiera.

Motor a punto: Ahora con el frío es recomendable recorrer algunos kilómetros por carretera antes de acudir a la ITV para que el motor llegue a la inspección con su temperatura normal de funcionamiento, y los gases de escape estén en los niveles correctos de emisiones.

Lava el coche: Un coche con buen aspecto siempre causará mejor impresión que uno sucio y descuidado. Lava el coche y límpialo por dentro antes de la inspección.

Ojo a las modificaciones: Un simple cambio de medidas de las ruedas respecto a las reflejadas en la homologación de la Ficha Técnica es motivo de un informe desfavorable.

Tras analizar decenas de estudios, consultar a expertos en mecánica y a inspectores, supervisores e ingenieros, entendemos que la ITV es una herramienta básica para garantizar la seguridad no sólo de los propietarios de los vehículos inspeccionados, sino también del resto de usuarios de la vía.

Por todas estas razones, y pese al importante desembolso que supone pasar la ITV  hay que reconocer que la ITV es un sistema completamente necesario.

5 Claves para reconocer un taller ilegal

Desde hace varios meses se han puesto en marcha diversas campañas contra la proliferación de talleres ilegales. Para acabar con ellos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se coordinan con las distintas  asociaciones independientes del sector de las  reparaciones mecánicas.

¿Cómo saber si un taller es ilegal?

La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA) nos ofrece cinco pistas:

1.- Suelen estar situados en las afueras de las ciudades o en zonas rurales.

2.- En muchas ocasiones son locales a puerta cerrada, incluso están ubicados en domicilios particulares (casas, chalets).

3.- No tienen la placa expedida por la correspondiente Consejería de Industria. Es azul y blanca con símbolos representativos de la actividad para las que está autorizado: mecánica, electricidad, carrocería y/o pintura.

4.- No disponen de carteles informativos ni ofrecen información básica para el usuario, como el precio de la mano de obra visible, horario de prestación de servicios o los derechos del usuario,

5.- No ofrecen un presupuesto por escrito ni factura con todos los datos necesarios: datos fiscales del taller, desglose de impuestos, CIF, etc.

La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA), explica que ante la proliferación de talleres ilegales vió la necesidad de abrir un apartado específico en su página web para denunciarlos. Las víctimas pueden, incluso, denunciar de forma anónima si así lo prefieren.

En un año este proyecto ha acumulado más de 340 denuncias, lo que para la organización supone un éxito de participación ciudadana ante una práctica ilegal que padecen tanto talleres legales como usuarios.

 

Ramón Marcos, presidente de Conepa (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción), ha desvelado que la Guardia Civil ha hallado 42 talleres ilegales sólo en Aragón y que ha abierto expediente a 32 centros de reparación de la zona.

 

Los talleres ilegales estafan más de 230 millones de euros al año

El fraude fiscal que estos talleres generan a la Hacienda Pública es de 230 millones de euros al año, derivados tanto del impago del IVA como de la evasión de impuestos de su propia actividad, según datos de GANVAM.

En los últimos años, la crisis económica ha favorecido su proliferación, lo que hace más importante estar bien informados para no caer en sus redes, confíe en los talleres oficiales como Tot Injecció y no se la juegue.

 

Plan Pive 8

El Plan PIVE 8 ha sido aprobado en el Consejo de Ministros con novedades: tiene una mayor dotación presupuestaria (225 millones), y una rebaja de 500 euros del descuento que se obtenía en la operación y que ahora se queda en 1.500 euros.

Los 1.500 euros serán aportados, a partes iguales, por el Gobierno (el Ministerio de Industria, Energía y Turismo) y por la marca o punto de venta.

En el caso de que el automóvil sea de siete plazas y adquirido por una familia numerosa, la cuantía de los incentivos ascenderá hasta los 2.250 euros. Con estas ayudas se podrá subvencionar la compra de alrededor de 300.000 vehículos.

El Plan PIVE 8 mantiene la obligatoriedad de que el beneficiario tenga la titularidad del vehículo a achatarrar (de diez años o más para los turismos y de siete para los comerciales) al menos durante el año anterior a la fecha de solicitud de la ayuda. Asimismo, el vehículo a achatarrar deberá contar con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) vigente a la entrada en vigor del Real Decreto.

Los vehículos acogidos a las ayudas del PIVE 8 deberán ser nuevos y podrán ser convencionales, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos de autonomía extendida.

El precio de adquisición no podrá superar antes de IVA o IGIC (en Canarias) los 25.000 euros, salvo para vehículos de más de cinco plazas o para discapacitados que asciende a 30.000 euros. Si se trata de un eléctrico puro, híbrido enchufable y de autonomía extendida la tarifa no podrá rebasar los 40.000 euros.

Para los turismos convencionales (gasolina o diesel) que se encuentren clasificados como clase energética B y cuenten con emisiones de CO2 homologadas superiores a 120 g/km el precio tope será de 20.000 euros.

El Gobierno ha explicado que con esta nueva edición se quiere continuar con la reducción de la edad media del parque automovilístico español y sustituir los vehículos de más edad por otros de alta eficiencia energética.

Con todas las ediciones del PIVE lo que se pretende es retirar de la circulación más de 1,8 millones de vehículos contaminantes, lo que conllevará un ahorro de 412 millones de litros de combustible y dejar de importar más de 2,5 millones de barriles importados.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha cifrado en 3.400 millones de euros el impacto que sobre la economía española tendrá el PIVE 8.
La estimación que maneja es que los 225 millones de euros posibiliten la adquisición de 300.000 vehículos nuevos.

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) lo considera "clave" para afianzar la recuperación del sector de la automoción en España y para que se cierre 2015 con un millón de coches vendidos.

Prepara tu coche en primavera


Poco a poco los días son más largos, la temperatura sube y la primavera despierta con todas sus consecuencias. Es el mejor momento para cambiar el filtro antipolen de tu coche, aunque no seas alérgico. Un filtro en mal estado puede provocar averías caras en el sistema de climatización.

El olor desagradable al conectar el aire acondicionado, las lunas se empañan con mayor facilidad, comienzo de más reacciones alérgicas (por ejemplo estornudos), disminución del rendimiento del sistema de aire acondicionado o calefacción de nuestro vehículo son los principales síntomas que suelen aparecer cuando nuestro el filtro de polen debería cambiarse.

El filtro de polen, también llamado antipolen, es un elemento que en la actualidad lo incorpora gran parte del parque automovilístico empleado para reducir o eliminar partículas que puedan acceder al interior del habitáculo de nuestro vehículo y perjudicar nuestra salud y la de los nuestros. Personas alérgicas, asmáticas, niños pequeños o ancianos son los que más notan el cambio y a los que más pueden llegar a perjudicar todas aquellas moléculas de polen, hollín, amiento, bacterias o polvo residuales de un filtro que no está en condiciones.

El funcionamiento y la importancia del buen estado de un filtro de polen se incrementan durante los meses estivales, ya que se trata del periodo en el que más se utiliza el sistema de aire acondicionado y por tanto, cuando más aire del exterior circula por sus conductos.

Por lo general, el filtro de habitáculo suele estar situado en el conducto de aire que circula por encima de la pared frontal de motor o en el mismo sistema de climatización. 

Al contrario que con el filtro de combustible, el filtro de aceite o el filtro de aire, el filtro de polen aunque se encuentre en mal estado no influye para nada en la potencia o rendimiento del motor, pues tan solo afectara a la cantidad y calidad que circula por el interior de nuestro vehículo. Normalmente su sustitución va asociada al programa de mantenimiento del vehículo, pero si pudiéramos generalizar para todos los vehículos un periodo de sustitución este seria aproximadamente de una vez al año o 10.000km.

Las consecuencias de tener un filtro de habitáculo inadecuado u obstruido son, reducir el nivel de oxígeno en el habitáculo causando dolores de cabeza, somnolencia, reduciendo la concentración del conductor, reduciendo la seguridad del conductor y de sus ocupantes y un mayor aumento de agentes contaminantes que perjudican la salud. 

Acércate a tu taller de confianza y revisa el filtro de polen de tu coche para conseguir una conducción relajada gracias al aire sano y limpio en el interior del vehículo.

 

Cómo afectan las presiones de los neumáticos al consumo

Todos los fabricantes de vehículos recomiendan unas presiones determinadas para los neumáticos, en función de las condiciones de utilización (velocidad y carga). Y justo esas, las presiones recomendadas, son las que hay que mantener para no perjudicar el consumo ni la seguridad

Ni más ni menos, la presión justa y recomendada por el fabricante es la adecuada si quieres ir seguro y ahorrar combustible. Como único punto de unión con el suelo, a través de los neumáticos se ejerce el agarre sobre la calzada, y es muy importante para que el neumático trabaje correctamente que mantenga la superficie de contacto para la que está diseñado.

La resistencia a la rodadura es uno de los factores del vehículo que contribuye al consumo, junto con muchos otros: aerodinámica, peso, tipo de motor... Y se estima que en el consumo total de un vehículo, el 20 por ciento se debe a la rodadura de los neumáticos. 

Por ello es tan importante llevar las presiones adecuadas de cara al consumo. Con presiones inferiores a las recomendadas aumenta la resistencia que el neumático ejerce a rodar, lo que supone un aumento del consumo. Según Michelin, un neumático con presiones entre 1 y 2 bares por debajo de las recomendadas pueden suponer un gasto adicional de combustible equivalente a más de un depósito de combustible completo al año.

El efecto de una presión más alta es justo el contrario, pues la superficie de contacto del neumático con la calzada disminuye y lo hace también la resistencia a la rodadura, lo que puede favorecer el consumo de combustible. Pero ojo, a un precio muy alto: un neumático con sobrepresión presenta menos agarre, y aumentan las posibilidades de sufrir un reventón, lo que puede ser tremendamente peligroso.

Con la presión óptima, el neumático cumple la función para la que está diseñado repartiendo el peso del vehículo por la zona de contacto del neumático con el asfalto y en estas condiciones tenemos siempre la máxima seguridad y el menor consumo de combustible.

Lo que debes saber:

  • Presiones inferiores a las recomendadas: aumentan el consumo de combustible. 
  • Presiones altas: pueden reducir ligeramente el consumo, pero disminuyen el agarre y, por lo tanto, la seguridad.  
  • Presiones distintas a las recomendadas: sean altas o bajas desgastan antes los neumáticos

Joan Antoni Reina
TOTINJECCIO

10 vicios al volante que dañan tu coche

¿Somos animales de costumbres? En lo que atañe a la conducción, sí. Todos los automovilistas tenemos una serie de hábitos que son difíciles de controlar y que si son frecuentes pueden provocar daños en el coche desde el primer momento. Toma nota de algunas ‘vicios’ que pueden afectar al estado general del vehículo, y causar, incluso, graves averías.

Los buenos hábitos al volante pueden evitar accidentes, como también desgastes prematuros del coche o incluso graves averías. En nuestros recorridos del día a día, en las ciudades y en las vías de acceso, muchos conductores nos acomodamos y nos relajamos, buscando formas de conducir más cómodas, que a veces terminan convirtiéndose en vicios al volante, vicios que podrían corregirse poniendo atención y cuidado.

A continuación reunimos diez situaciones muy comunes de acciones que pueden dañar el coche. Comienza a identificarlas y sabrás evitarlas.

1-No verificar de manera periódica las presiones de los neumáticos.

Puede causar un desgaste irregular, provocando que se deterioren de manera prematura y ello obligue a gastar un dinero que no estaba previsto. El neumático puede sufrir también un reventón, causando un accidente o, en una situación menos grave, daños en la llanta.

Qué hacer: Acostúmbrate a comprobar la presión de los neumáticos. Es una tarea que se realiza en cinco minutos y te puede ahorrar mucho dinero.

2-Acelerar el motor sin que haya conseguido la temperatura ideal.

Cuando el motor está frío, gran parte del aceite se encuentra depositado en el cárter. Por eso, cuando arrancamos, el motor necesita de algunos segundos para que el aceite llegue al circuito y para que alcance la temperatura ideal, consiguiendo de este modo una mejor lubricación. De esta forma, acelerar en exceso con el motor frío provoca un mayor desgaste interno del motor.

Qué hacer. Para evitarlo, espera cerca de un minuto antes de comenzar a circular con el coche. A partir de ahí, acelera siempre de manera progresiva evitando que el motor supere las 2.700 rpm si es Diesel y las 3.500 rpm si es gasolina.

3-Mantener el pedal del embrague presionado cuando el coche está parado.

Esta mala costumbre provoca un mayor desgaste del embrague y de todos los componentes asociados a él. Aunque no se mantenga presionado el pedal a fondo, siempre se producen fricciones internas, afectando al disco y a todas las piezas que actúan sobre él.

4-Abusar de los frenos en descensos prolongados y pronunciados.

Pisar el pedal del freno durante un largo periodo de tiempo puede acarrear estas consecuencias: acelerar el desgaste de los discos y pastillas, provocar deformaciones en los discos, que se creen vibraciones en el volante al frenar y deteriorar el líquido de frenos, haciendo que el sistema de frenos sea menos resistencia a la fatiga.

Qué hacer. En esta situación, acostúmbrate a utilizar relaciones de cambio cortas cuando te enfrentes con una pendiente acentuada (bloquear con el motor). De esta forma disminuirá el desgaste de los frenos y tendrás un mayor control del vehículo 

5-Circular con el motor a bajas revoluciones

Este tipo de conducción puede traer problemas graves y costosos. En el caso de los Diesel, puede afectar a la válvula EGR, que acumula más carbón, reduciendo su vida útil en un 50 por ciento. En los motores de gasolina podemos también dañar el catalizador, transformándose en un depósito de carbón. El filtro de partículas es otro elemento que puede sufrir con este “vicio”.

Qué hacer. En los motores más antiguos, esta práctica conlleva un mayor trabajo del motor, provocando daños en las bielas. Habitúate a mantener el motor a un régimen de revoluciones donde sientas que responde en cuanto pisas el acelerador. 

6-Parar el motor de golpe tras un esfuerzo extra

Debes tener cuidado sobre todo con los motores turbo. Cuando circulas por una autopista, viajas a mayor velocidad que por carretera convencional, el turbo llega a alcanzar temperaturas superiores a 300ºC los Diesel y a 500ºC los gasolina. Por ello, si apagamos el motor sin dejar “reposarlo”, el aceite que mantiene el circuito todavía tiene tendencia a carbonizar, causando la avería del turbo.

Qué hacer. Intenta, tras un largo viaje por una vía rápida y antes de apagar el coche, mantener el coche cerca de dos minutos al ralentí. Es el tiempo suficiente para que el sistema de refrigeración y la propia circulación de aceite enfríen el turbo, reduciendo el riesgo de avería en más de un 90 por ciento.

7-Mantener la mano apoyada en la palanca de cambios

Cuando llevas la mano apoyada en el cambio durante la conducción, estás ejerciendo presión sobre los mecanismos internos de la caja de cambios, lo que acaba por desgastar y provocar holguras en los sincronizadores, los rodamientos… A largo plazo ello se va a traducir en vibraciones y que las relaciones de cambio pueden tener un engranaje más impreciso.

Qué hacer. Habitúate a conducir con las dos manos en el volante y a colocar la mano en la palanca de cambios solo cuando vas a cambiar de marcha. 

8-Conducir con el coche en reserva

Conducir con cinco o menos litros de combustible en el depósito puede garantizar el funcionamiento del sistema de alimentación, pero no es suficiente para proteger la bomba de combustible de tu coche. En los automóviles con inyección electrónica, la bomba de combustible, que es eléctrica, está sumergida en el tanque. Por lo tanto, el nivel de combustible debe ser suficiente para garantizar la lubricación y el enfriamiento de la bomba, posibilitando su funcionamiento. Cuando el nivel de combustible disminuye, es decir, entra en reserva, el funcionamiento y la protección de la bomba pueden resultar comprometidos.

Qué hacer. Intenta llenar el depósito del coche cuando toque repostar. No eches diez euros cada vez. Porque cada dos por tres volverá a entrar el coche en la reserva, además de perder tiempo, ya que tendrás que volver a parar para echar combustible.

9-Dejar un neumático subido en un escalón cuando aparcamos

Debido al peso del vehículo, se trata de una medida que podría afectar gravemente a los neumáticos, ruedas y suspensión. Posibles daños: los neumáticos pueden sufrir deformaciones o cortes pequeños que obligarán a su reemplazo, las ruedas se pueden dañar si el impacto es severo y la suspensión puede desequilibrarse debido a rodamientos dañados

Qué hacer. Evita estacionar en los bordillos y si realmente no tienes más remedio, trata de subir por la parte más baja.

10-No frenar lo suficiente antes de pasar por un badén

Este “vicio” puede provocar las mismas averías que estacionar el coche con las ruedas subidas a la acera, pero sus efectos son mayores. En el caso de un agujero, puede reventar un neumático o arruinar una llanta, por ejemplo. Las pasadas rápidas por encima de los badenes pueden provocar problemas en los puntos de anclaje de la suspensión.

Qué hacer. Acostúmbrate a circular despacio en zonas de badenes y resaltes. De esta forma la suspensión tendrá que trabajar menos al pasar por estos obstáculos, y no dañaremos el coche.

EL ETERNO DILEMA “DIÉSEL O GASOLINA”

 La compra de un vehículo, sea nuevo o de segunda mano, es una decisión que no debemos tomarnos a la ligera. Entre lo que tenemos que elegir está la marca, el modelo, los accesorios, la potencia y uno de los aspectos más importantes: el tipo de combustible:

Diésel o Gasolina

A la hora de determinar que opción es la más aconsejable, hay que tener en cuenta varias cuestiones. Comentemos algunas de ellas:

Una ventaja importante que tienen los vehículos a gasolina sobre los diésel es su precio: son más económicos. Por lo que si estás un poco ajustado de presupuesto, el de gasolina es la mejor alternativa.

Sin embargo, si eres de los que recorre grandes distancias, la mejor alternativa es pagar un poco más por uno diésel. Ya que al repostar, este tipo de vehículos consume entre un 15% y un 20% menos que los de gasolina. Además, si tenemos en cuenta que el combustible diésel es más barato el ahorro periódico compensará la mayor inversión de la compra. Y todo ello sin olvidar que, ante largos recoridos, la mayor autonomía de un vehículo diesel te permite conducir sin necesidad de estar constantemente mirando el nivel del depósito o los kilómetros que todavía puedes recorrer.

En este aspecto, se han realizado diferentes estudios para determinar en que circustancias es más conveniente la adquisición de un vehículo diésel con respecto a un gasolina. Y la conclusión es que el mayor coste en un diésel se puede compensar vía ahorro en el precio del combustible, siempre y cuando realices más de 15.000 km al año.

Hasta hace poco tiempo el rendimiento de los coches de gasolina era superior al de los diésel, sin embargo los fabricantes ha trabajado duro para igualar en prestaciones ambos tipos de vehículos. Por eso hoy en día ambos ofrecen prestaciones muy similares, de modo que aspectos como la velocidad o la potencia, son similares en ambos motores.

Cuanto más grande y pesado sea el vehículo mayor será el consumo. Por ello, si estás pensando en elegir un monovolumen o un todoterreno, la mejor opción es un motor diésel. Esta elección te ayudará a ahorrar un buen dinero cada vez que llenes el depósito.

Otro aspecto importante es el mantenimiento del coche. Con la introducción de nuevas tecnologías en la alimentación y gestión de los vehículos diésel, se ha incrementado el coste de los servicios de éstos con respecto a los gasolina. Aunque por el contrario, al funcionar los diésel con un par motor muy inferior a los gasolina, hace que teniendo los mismos años o los mismos kilómetros, un diésel conserve el motor en mucho mejor estado que un gasolina. Por lo que hace que un vehículo diésel siempre tenga una mejor cotización a la hora de venderlo. Aspecto éste nada despreciable a la hora de la adquisición.  

 Todo lo anterior hay que tenerlo en cuenta en su conjunto a la hora de tomar la mejor decisión, que como se ve no es una cuestión sencilla. No obstante, esperamos haber podido ayudarte arrojando algo más de luz en este dilema. Si tenías prevista la compra de un coche, es hora de sospesar todas las opciones. La decisión está en tu mano.

Borja Reina
TOTINJECCIO

En busca del taller ideal

 

Carlos tenía un Seat Ibiza de los 90, como el vehículo ya no daba más de si decidió cambiarlo. Ya no recordaba el olor de un coche nuevo, ni sus prestaciones, que fresquito con el aire acondicionado y encima a muy buen precio.

Cuando paso un año y fue a realizar la primera revisión al concesionario salió escarmentado, le habían cobrado un dineral y sólo por cambiar el aceite y el filtro, pero es que al comprar el vehículo de dijeron que si no lo llevaba al taller oficial tendría
problemas con la garantía.

Lo que no sabe Carlos es que la Unión Europea, para evitar esto estableció un reglamento: “Reglamento 1400/2002, de la Comisión Europea, el consumidor tiene derecho a mantener su vehículo durante el periodo de garantía en un taller no incluido en la red oficial de la marca sin que el fabricante pueda negarse a prestar la misma, salvo que el trabajo sea defectuoso.” 

Del mismo modo antes de acudir al taller, sea oficial o multimarca, hay que tener en cuenta varios aspectos que el consumidor ha de saber a la hora de realizar una reparación de mantenimiento: 

- El tipo de aceite de su vehículo es distinto según combustible, potencia, motor e incluso temperatura de la zona por donde se mueva. Es importante un lubricante adecuado y de calidad para que realice una buena función y no se acelere el desgaste del motor.

- Los repuestos utilizados en la reparación han de ser de calidad, muchos de los componentes que montan los fabricantes de vehículos son de marcas como Bosch, o Delphi, ya que son piezas sometidas a exhaustivos controles de calidad que generan confianza a los fabricantes.

- Cuando se alcanza el kilometraje que establece el fabricante del vehículo y es necesario el cambio de la correa de distribución es muy importante sustituir todo el kit y la bomba de agua, dado que también estarán desgastados por el mismo kilometraje y de
no hacerlo se sufre el riesgo de rotura del motor. No obstante recomendamos a clientes como Carlos que se deje aconsejar por profesionales con experiencia en el sector, formación continua y dispongan de talleres con el equipamiento y tecnología adecuada para su vehículo.

Joan Antoni Reina
TOTINJECCIÓ

Estrenamos web

 

TOTINJECCIÓ, una apuesta para mejorar nuestro servicio al cliente

Diesel Injecció, S.L. somos una empresa que  pertenece a la red BOSCH CAR SERVICE y también a la BOSCH DIESEL CENTER, homologada con la máxima calificación que otorga BOSCH en calidad a todos aquellos servicios oficiales cuya marca ampara.

Desde Diesel Injecció, atendemos las necesidades de talleres y profesionales del sector de la mecánica del automóvil en la reparación de recambios oficiales Bosch y para ello contamos con equipamiento moderno  y personal muy cualificado.

Pero también somos un taller de la Red Bosch especializado en la atención al cliente final que bajo la marca TOTINJECCIÓ, ofrece servicios de taller para que su vehículo siempre esté en perfectas condiciones y atendido por un equipo humano con formación y capacidad para hacerle sentir que su coche está en las mejores manos.

En nuestro permanente objetivo de ofrecerle servicios de calidad, hemos diseñado y puesto en funcionamiento esta página donde podrá conocer cómo trabajamos o quiénes somos, notícias relacionadas con nuestra empresa, consejos de interés y acceder cómodamente al formulario para la petición de cita previa o coche de sustitución. Desde www.totinjeccio.com también podrá  conocer puntualmente nuestras ofertas.

Queremos ser su taller de referencia y trabajamos cada día para conseguir este objetivo.

 

Pilar Reina
Responsable de administración y ventas
TOTINJECCIÓ 

Nube de etiquetas Nube de etiquetas

Bloggers recientes Bloggers recientes

Pilar Reina
Mensajes: 3
Estrellas: 0
Fecha: 23/05/16
Joan Antoni Reina
Mensajes: 4
Estrellas: 0
Fecha: 28/04/16
Marta Morera
Mensajes: 5
Estrellas: 0
Fecha: 11/04/16
Borja Reina
Mensajes: 5
Estrellas: 0
Fecha: 7/02/16