Atrás

5 Claves para reconocer un taller ilegal

Desde hace varios meses se han puesto en marcha diversas campañas contra la proliferación de talleres ilegales. Para acabar con ellos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se coordinan con las distintas  asociaciones independientes del sector de las  reparaciones mecánicas.

¿Cómo saber si un taller es ilegal?

La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA) nos ofrece cinco pistas:

1.- Suelen estar situados en las afueras de las ciudades o en zonas rurales.

2.- En muchas ocasiones son locales a puerta cerrada, incluso están ubicados en domicilios particulares (casas, chalets).

3.- No tienen la placa expedida por la correspondiente Consejería de Industria. Es azul y blanca con símbolos representativos de la actividad para las que está autorizado: mecánica, electricidad, carrocería y/o pintura.

4.- No disponen de carteles informativos ni ofrecen información básica para el usuario, como el precio de la mano de obra visible, horario de prestación de servicios o los derechos del usuario,

5.- No ofrecen un presupuesto por escrito ni factura con todos los datos necesarios: datos fiscales del taller, desglose de impuestos, CIF, etc.

La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA), explica que ante la proliferación de talleres ilegales vió la necesidad de abrir un apartado específico en su página web para denunciarlos. Las víctimas pueden, incluso, denunciar de forma anónima si así lo prefieren.

En un año este proyecto ha acumulado más de 340 denuncias, lo que para la organización supone un éxito de participación ciudadana ante una práctica ilegal que padecen tanto talleres legales como usuarios.

 

Ramón Marcos, presidente de Conepa (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción), ha desvelado que la Guardia Civil ha hallado 42 talleres ilegales sólo en Aragón y que ha abierto expediente a 32 centros de reparación de la zona.

 

Los talleres ilegales estafan más de 230 millones de euros al año

El fraude fiscal que estos talleres generan a la Hacienda Pública es de 230 millones de euros al año, derivados tanto del impago del IVA como de la evasión de impuestos de su propia actividad, según datos de GANVAM.

En los últimos años, la crisis económica ha favorecido su proliferación, lo que hace más importante estar bien informados para no caer en sus redes, confíe en los talleres oficiales como Tot Injecció y no se la juegue.

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Nube de etiquetas Nube de etiquetas

Bloggers recientes Bloggers recientes

Pilar Reina
Mensajes: 3
Estrellas: 0
Fecha: 23/05/16
Joan Antoni Reina
Mensajes: 4
Estrellas: 0
Fecha: 28/04/16
Marta Morera
Mensajes: 5
Estrellas: 0
Fecha: 11/04/16
Borja Reina
Mensajes: 5
Estrellas: 0
Fecha: 7/02/16